First blog post

This is your very first post. Click the Edit link to modify or delete it, or start a new post. If you like, use this post to tell readers why you started this blog and what you plan to do with it.

Advertisements

29 de Agosto…

El 29 de Agosto, es un día dos tres importante para su servilleta.

Mi primer evento grande del otro lado de la valla, es decir, ya como profesional fue un 29 de Agosto de 2008.

La primera vez que sientes la energía de la banda, así de masivo… no tiene precio, es una experiencia que jamás se olvida, para bien y para mal.

La primera vez que vi mi chamba en pantallas gigantes, viendo de frente  la reacción de la gente, saber que eres parcialmente responsable de que más de 5 000 jovenes ilustres decidan pasar su noche en la fiesta que tu les dijiste que era su mejor opción durante meses…

A partir de ahí, mi vida jamás ha vuelto a ser la misma.

El 29 de Agosto, también es el cumpleaños de uno de los proyectos que más ame en la vida,  igual y lo conocen, se llamaba +Mas Nescafé.

A partir de esa noche no había duda, era parte de la compañía en la que siempre quise trabajar, y además compartía con quienes se convirtieron en auténticos pilares de mi existencia, además de la escena de la música electrónica en el mundo de habla hispana.

También el 29 de Agosto pero de mil novecientos setenta y algo, también la vida decidio que el que era mi mejor amigo, mi sensei, mi guru, y el hermano mayor que la sangre me no me dio, naciera también. Tons, la celebración es completa, hartamente emotiva para mi.

Sobretodo porque a pesar de lo vanal que parezca este negocio, es un recordatorio personal, además de colectivo que, cualquier sueño, se puede hacer realidad, siempre y cuando estes dispuesto a pagar la factura que implica.

Feliz cumpleaños B-jay, dónde quiera que estes. Feliz cumpleaños +Mas Nescafé,  gracias por haber sido mi escuela, y a la salud de todos los que quisimos de verdad este proyecto y la familia que representa aún… ¡Salud!

Minerva o Atenea 13 años es

Yo sé que aún sigue habiendo un chingo de culeros que se preguntan cómo de que privilegios gozo para llevarme tan pesado con algunos de los mejores Djs de México, cómo para que  los labels de todas partes del mundo me manden todos los días sus lanzamientos y así.

Pues todo comenzó hace exactamente 13 años,  cuando en lugar entrar a clases preferí quedarme en el cibercafé que estaba en la esquina de Ricarte e Insurgentes Norte, a una cuadra de la HHH Prepa 9 de la UNAM a probar, que chingados era eso de Blogger.

No había YouTube,  es más ni siquiera podía cargar imagenes porque no se programar un carajo, pero tenía muchas pinches ganas de encontrar a otros enfermos que les gustara la música electrónica.

Sin querer esa fue la llave para salirme con la mía y  que años después alguien decidiera integrarme a su equipo, y enseñarme como se hacían las cosas para crear un ídolo  o varios de las tornamesas. Alguien creyo lo suficientemtne en mí, como para prestarme sus medios para poner en la mente de millones de personas las mismas rolas que escuchaba en mi casa.

Esa misma persona un día sabiamente me dejo ir para que aprendiera otras cosas más complejas de la vida, y de la tecnología.

Y por ambas experiencias, incluso esa tremendamente dolorosa que me hizo regresar a la industria, estaré profundamente agradecida para siempre.

Hoy tengo dos hijos, uno se llama Be Tronic, y otro que es más incluyente llamado Lo Nacional Mx.

Después de poquito más de una década, los bloggers,  y los que nacimos 100% a través de plataformas digitales, ya no somos los patitos feos, ni los raros esos, bueno, los raros si, seguramente, eso no se nos va a quitar jamás, pero, el punto es que más que nunca cualquiera tiene la oportunidad de construir exactamente lo que quiera de su vida, no más googleando y teniendo la voluntad de aprender.   Yo me estoy saliendo con la mía, y ha sido un proceso lento por momentos, pero no lo cambiaría por nada.

Siempre me quedo con ganas de hacer una fiesta como Dios manda,  pos, perdón por mi falta de humildad, ultimadamadremente, este es uno de los primeros blogs dedicados casi en su totalidad a la música electrónica en el mundo de habla hispana,  espero  poder contarles pronto que habrá fiesta de aniversario.

Y,  la neta, este post es solo para decir: Gracias, gracias por todos esos ojitos que se que me leen a la distancia, algunos desde el incio, otros más desde que comencé mi carrera profesional, y unos más recientemente. Gracias, por dejarme entrar un poquito en sus mundos, a través de lo que más amo en la vida: la música electrónica.

De raíz

Mi papá y yo tenemos una relación peculiar.  Casi a toda la gente que recién conozco le causa conflicto la forma tan poco formal con la que trato al donante del 50% de mi DNA. Y es que para empezar, mi papá y yo, nos caemos bien, y tenemos muchos vicios en común.

Era una niña frágil y con muy pocas esperanzas de calidad de vida al crecer. Ergo, siempre estaba enferma, o con la piel en carne viva ya fuera por una dermatitis, o por la cantidad malsana de inyecciones que me ponían. Entonces Leonardo, o el Leon aka mi papá, buscaba formas poco ortodoxas de que su mocosa dejará de llorar. Básicamente porque se oía en toda la casa y nadie podía dormir, es más ni el gato.

Por ese entonces, unos meses antes de que yo naciera, había comprado el soundtrack de “Cosmos”, si, si la de Carl Sagan, y entonces se puso investigar en cómo hablarle a su mocosa del demonio,  de tal forma que siguiera su voz hasta que, después le pudiera poner atención a cada sonido que salía del estéreo que tenía.

El resultado acabó siendo, básicamente, que una vez cada semana mi sacrosanto padre, iba a meterse al mercado del chopo a buscar “música de hippies” para alinear los chakras de la mocosa.  Se sentaba en el suelo junto a mi, y me iba contando cuentos que se sacaba de la manga, y un día descubrió que,  si me iba describiendo cómo se veían las ondas de los sonidos, o un color, me quedaba en paz, sintiendo cada beat de eso que a el le vendían como “new age relajante” Que por cierto, no era otra cosa que música electrónica.

Cuando cumplí 6, le pareció que ya era lo suficientemente consciente, como para presentarme a su nuevo mejor amigo: el walkman. Así que compró un plug doble, mis primeros audífonos de gente decente, y me presentó a Depeche Mode, y por ende los sintetizadores.

Cuando cumplí 7, decidió que era buena idea mandarme a clases de piano porque no me pinches podía gobernar, y como buena fiera, la música me calmaba. Eso y porque ya habíamos visto Amadeus unas 30 veces y no dejaba de joder con que quería aprender a hacer eso.

Y en eso, nos informaron que mi dulce y tierna hermanita estaba en camino,  y que en este envió, no había devoluciones. Hicimos berrinche, y digo hicimos, por qué a él, no le hacía la menor gracia. Con en ese entonces 37 años, se estaba haciendo a la idea apenas, que tenía un ser totalmente dependiente al que enseñarle el mundo, y uno nuevo al que había que cambiarle pañales, pos no le hacía gracia, y menos porque a mi   ya me podía pasar de contrabando al cine a ver películas de ciencia ficción o de acción sin mucho problema.  Francamente a mi tampoco me hacía la menor gracia compartir a mi compañero de juegos, y a mi máquina de explicar cosas con música, además de cuentos.

Esos meses, mi papá y yo nos la vivíamos viendo joyas como está, en nuestros recién comprados, juguetes post TLC de esos que costaban un chingo de lana y sonaban, bien sabroso.

Si, a veces me pregunto en que drogas andaba mi papá, como para ver conmigo este tipo de cosas antes de los 7 años.

Poco antes de que naciera mi hermana, a mi papá le dio por sacarme de la escuela, y llevarme a cuanto museo estuviera abierto entre semana, luego, a cazar bichos y clasificarlos entomológicamente.  Poco a poco nos fuimos creando un mundo aparte, en el que había montones de películas de acción, entre más sangre y efectos especiales mejor, muchas desveladas leyendo libros en voz alta, y discos, pero en serio toneladas de viniles de todo tiṕo, aunque yo tenía una especial predilección por los sintetizadores.

Después de que nació mi hermana menor, no se acabó el mundo, al contrario, hacíamos lo que podíamos para integrar a la cosa esa a nuestro ecosistema. Aún así, cada sábado religiosamente, nos acostábamos en el suelo, o sobre el cofre del Chevy Nova 72 a ver las estrellas y escuchar música en serio, así, sin palabras, hasta que me quedaba dormida, me quitaba a mi gata  de los brazos y me llevaba a mi cama.

Para 1995, cuando la cosa que decían que era mi hermana, pero yo aún no consideraba ser humano, tenía poco menos de un año, me regalaron mi primera computadora, y junto con eso, una nueva escuela en la que además no haber monjas, quesque nos enseñaban a programar en logo. Mi papá, y yo entonces, desarrollamos nuevos juegos dónde pasárnosla chingón, en los que mi poderosa pantalla monocromática y yo, junto con mis aún más poderosos y flamantes discos de 5 1/4  de colores nos la pasábamos bien, clasificando los ya miles de libros que tenía mi cuarto, y sus viniles eran los protagonistas.

Para finales de ese mismo año ¡Sorpresa! Un nuevo hermanito,  y con él nuevos pleitos entre mis papás, no se llevaban nada bien, la mera verdad,  y yo, en ese entonces, me la vivía debajo de un escritorio de media tonelada de pino, con mi walkman, mis muñecas, mis libros y mi gata.

No entendía por qué tanta violencia entre ellos, solo alcanzaba escuchar  cosas como:

“Apenas y podemos con las dos” “Viene mal” “Es niño”

22 de Mayo de 1996.

Es niño, y se ve normal.

22 de Mayo de 1999.

Es autista.

Y comenzó un largo y penoso peregrinar entre hospitales de nuevo. Más rudo y salvaje que el que vivimos. Diagnósticos macabros, medicamentos, terapias para todos, y cada vez menos tiempo para compartir, pero aún así, nos la ingeniábamos para compartir el mayor tiempo posible en carretera, y discutir por quién tomaba el control del radio del carro.

Marzo de 2002

La niña tiene migraña otra vez, no quiere ir a la escuela seguramente, Vamos a mandarla.

Abril de 2002

La niña perdió el 80% de la capacidad visual ¿Por qué no la trajeron antes?

Entre que ya era adolescente y la culpa, no sé como le hizo mi padre para no quebrarse cada vez que la neuróloga se acercaba a pedir autorización para tratamientos cada vez más agresivos,  con pruebas que incluso podían haberme costado otro sentido para entender que demonios estaba pasando.

Y como cuando era más chiquita, pero ahora con otro tipo de música, sola, en la cama de un hospital, con las venas a dos de colapsar por infiltraciones, punciones lumbares, comencé un nuevo ritual, en el que, nuevamente la música era la protagonista, la única que me quedaba por que tenía totalmente atrofiado un sentido.  Sin otra salida que tomar, más que hacía dentro, como me habían enseñado 10 años atrás echados en el piso, siguiendo los hiptonizantes movimientos de las gotas de lluvia a través de luces de colores, y cristales grabados o de las barras de ecualizadores. Recordando como empatar el ritmo del corazón, al mismo beat de lo que estaba oyendo,  pero ahora, no esperando la calma, si no que la morfina fuera entrando a mis torturadas venas.

2004

La niña quiere dedicarse a la música electrónica.  ¿En qué fallamos?

Y tiene un blog ¿Qué chingados es eso?

La niña quiere ir al loveparade, vamos a llevarla para que deje de chingar.

Junio de 2005 – Abril de 2008

La niña se la vive en el antro, entre djs, aprendió francés e inglés y no quiere estudiar una ingeniería : chingada madre.


Agosto de 2008

La niña acaba de cobrar su primer cheque,  ya se dedica a la música electrónica. Ya no es mi bebita.

El nombre de la niña aparece en Dj Mag México

La niña tiene fans.

La niña sale de viaje


La niña ya no vive en la casa…

2009

La niña se metió a la política, de tal palo tal astilla.

La niña finalmente esta en la universidad,  pero no va a regresar a la casa.


Nos peleamos, nos mordemos, nos arañamos, pero lo Ocampo, me cae, que nunca se nos va a quitar…. Gracias por dejarme tomar mis decisiones, por dejarme tener criterio propio y libre albedrío y no aplastar mis sueños aunque no los entiendas.  Gracias por no quitarme las ganas de explorar y de jugar con el mundo entero. Gracias por dejarme ayudarte, cuando el mundo se te caía encima.

Feliz día del padre, papá.

AleMANÍA Fest. Clausura con Nortec Collective, Celso Piña, Wolfgang Flür y Schlachthofbronx

En este post, no soy objetiva,  no soy profesional,  soy la fan.  Y es que a estas alturas Nortec se ha convertido en más que un estandarte para aquellos que amamos la música electrónica a la mexicana.  Me emociona sobremanera saber que proyectos como Bostich y Fussible han sobrevivido y evolucionado lo suficiente como para haberse presentado en algunos de los más imponentes escenarios en el mundo, me emociona saber que aquel “experimental” y “lejano” sonido de  Frontera Nortec se ha convertido ya en un icono de como si se hace la buena música a la mexicana.

Pero  ¿Qué me creen a mi? Mejor lean lo que este proyecto representa para los protagonistas.

“Un 28 de Marzo del 2010 realizamos un concierto en el Monumento a la Revolución que fue muy especial para nosotros por las experiencias tan emotivas que se vivieron. En ese entonces tocamos ante decenas de miles de asistentes que al momento de sonar el track de Tijuana Sound Machine comenzaron a brincar y el piso empezó a moverse activando el SAS (Sistema de Alerta Sísmica) del edificio de La Lotería Nacional que se encuentra en la manzana de a un lado, asistentes que se subieron a los postes de iluminación, algunos haciendo el amor entre la multitud y que salió un bebé de esa acción(confirmado por los hoy padres), nosotros por primera llevamos a la palabra Nortec a que fuera un Twitter Trending, experiencias nuevas para nosotros…


En ese entonces estábamos celebrando que habíamos recuperado legalmente el nombre de Nortec el cual nos lo querían quitar a la “malagueña” como decimos en el Norte, que Bostich+Fussible tenía un disco nuevo bajo la manga y sobre todo que seguíamos tocando con la misma energía de 1999 solo que con nuevas tecnologías en el escenario.

Este 9 de junio regresamos a este bello monumento después de casi siete años en donde hemos hecho y desecho aquí y allá, desde editar el álbum Motel Baja y LUZIA que produjimos para Cirque Du Soleil, haber tocado en la apertura de los juegos Panamericanos, mas nominaciones al Grammy, tocar alrededor del mundo en festivales como MUTEK, Glastonbury, FUSION, Expo Mundial de Milan y China, proyectos individuales como PointLoma o Latinsizer y tantas cosas más, mucho trabajo.

Que felicidad regresar con más música y con la participación en el escenario de Wolfgang Flür ex Kraftwerk y con más sonido que le vamos a subir a todo que ya avisamos a los edificios cercanos que desactiven las alarmas.

¡Gracias a todos quienes nos han apoyado en todos estos años!
Abrazo y los esperamos el nueve..”

Yo estuve ahí hace 7 años como fan, y este viernes, voy de regreso, ¿Me acompañan? Entrada libre.

Comenzar de 0.

Cada 5 años aproximadamente, nos guste o no, llega una nueva generación de pubertos y adolescentes queriéndose comer el mundo, exactamente como eramos los que hoy empezamos a sentir el rucazo. (La edad para que me entiendan)

La mayor parte de las veces nos hacen enojar, básicamente porque a diferencia nuestra,  tienen todo peladito y en la boca. Pareciera que no tienen esa misma hambre de probar el mundo que la que teníamos nosotros hace 15 años.  ¡Chale! Ya estoy en edad y posición de decir eso ¡Vale verga!

Pero la verdad, es que tenemos una vez más la enorme oportunidad de iniciar desde 0,  forjar un poco el  gusto de toda una generación.  De devolver un poco a la vida eso que nos puso en el camino a unos pocos “elegidos” para convertir sueños descabellados en realidades.

A diferencia de la generación pasada, es decir el  “yolo escuincle” que, gracias a Quetzalcoatl ya va de salida, aquí, no tenemos un acartonado,  mass media, si no una auténtica competencia de credibilidad, que sea capaz de acercarse  a las fibras más sensibles de esta nueva generación que todavía no me atrevo a nombrar.  Desde una democrática y peligrosa trinchera, que se sigue llamando Internet.

Enseñarle a otros -con hambre de aprender,  y que sientes que de alguna forma va a ser más que una llamarada de petate de la moda – te obliga a regresar a tus raíces. A lo básico, a eso que te hizo voltear en primer lugar a esa ventana que una vez parecía tan lejana. Te  obligan a sacar gratos recuerdos, libros, revistas, y esos discos que tienes ya en calidad de piezas de museo, para explicarles “Los viejos tiempos con la cerveza a litros, mirando la puesta del sol”.

Claro que hay otros mocosos que la mera verdad dan ganas de meterles las nalgadas que no les dieron sus papás a tiempo.  Pero así es el círculo de la vida.

Lo que hice como fan, lo pago y con intereses bien caros ahora como profesional.  Este post es especial, básicamente porque estoy a escasas tres calles de dónde comencé toda esta locura de querer dedicarme a la música electrónica, sin saber cómo o cuándo o si iba a encontrar a alguien que me echara la mano.

Hace casi 13 años a unas cuadras de esta esquina de insurgentes norte y montevideo había una adolescente de 17 años tremendamente determinada a salirse con la suya. Y que lo logra… y después se rompió la jeta unas 40 veces por jugarle al verga.

Contrario a la avalancha yolo de hace 5-6 años que nos tomo de sorpresa,  hoy hay un poco más que ofrecerles a los que van llegando a la línea de salida. Ya sin ese desconcierto de un mainstream que se nos salió de control. Que no tuvo el cuidado y el tratamiento casi artesanal que tuvo durante todas las generaciones de djs y entes de la noche anteriores.

Si bien aún sabe bastante amargo ese trago de EDM, ya nos acostumbramos a las herramientas digitales.  En este buffete de música,  canales de social media, blogs al vapor,  la chamba sigue siendo apuntar a ese buffete, pero a los platos más ricos, a los que nutren el alma, más allá de un hot dog o una hamburguesa de millones de likes y reproducciones infladas a punta de bots.

Ahora que me ha tocado hacer algunas entrevistas para Lo Nacional,  y sentir que esa banda que admiraba de repente me voltea a ver como una igual… hijo, no sé, me hace querer con toda el alma, volver sobre mis pasos  y ayudarle, como me ayudaron a mi a la siguiente generación desde mi trinchera,  que, pos no es tan especializada como una carrera universitaria dedicada a la producción, o yo qué sé, pero si de corazón.

Quiero volver a ver la emoción de un adolescente encontrando su vocación en la vida, como la  vi en mi misma, como la vi a los que ayude a encontrar su camino,  aunque no fuera en la dirección que parecía al principio, ahora si me siento lista para ese paso, no titubeante como hace 5 años.

Me pega la nostalgia, la noche, y la emoción de haber encontrado a otros locos que están apostando por mis proyectos. Junto con la absoluta necesidad de ayudar a prender la mecha del siguiente pebetero, que me cae que necesita igual o mucha más luz y empuje que la que yo necesite para salir de los agujeros personales,  políticos y sociales de mi generación que chale, ya le está pegando a los treinta y tantos.

Ya con esta me despido,  esperando que como Dragonette encuentren en lado correcto de la fuerza, para los que decidan tomar este camino con su servilleta.

Por cierto, si son nuevos y quieren entender porqué de repente siento que hablo desde un tabique un poquito más alto que el de los demás, por  lo menos en la música electrónica,  denle click por acá. 

¿De verdad quieres dedicarte a la música electrónica?

Los mejores Dj’s y productores que conozco, son los que han enfrentado grandes crisis, grandes retos, y han sido capaces de dejar atrás a veces relaciones, familias y amigos en pos de sus sueños.

Se de por lo menos 10 que sus papás antes de los 18 años les dijeron que mejor se fueran de sus casas, porque no querían a alguien que se dedicara a “eso” bajo su mismo techo.

Otros que milagrosamente salieron con vida de accidentes o incendios, con las manos destrozadas pero volvieron a tener los huevos de pararse detrás de la cabina y volver a tocar en cuanto pudieron.

Mujeres Dj’s que son madres solteras, que sus parejas no tuvieron los huevos para acompañarles en el camino y que se llevan a sus bebés a cada evento, así estén enfermos, no tienen opción porque se atrevieron a ser mamás en una carrera que pareciera que está peleada 1 con ser mujer y 2 con tener una familia.

Djs como Moby, que incluso tenían que vivir de recoger latas y dormir en la calle, porque a pesar de su talento no había llegado ese que le diera su primera oportunidad.

Creciendo entre historias como esas, la mía no me sabe tan rara o diferente, a veces creo que la vida te entrena a putazos para que aguantes lo que implica dedicarte a algo diferente, dónde si tienes suerte, alguien creerá en lo que haces y te dará su respaldo hasta que aprendas a andar por ti mismo.

Debe ser por eso que me molestan tanto los Djs y productores que claudican a la primera mala experiencia, los chavitos que difícilmente aguantan la presión del primer escándalo o de una critica despiadada, con mucha boca para opinar pero que no dan el ancho en el stage.

No, la noche no es para todos, pero cuando es para ti, es lo mejor que puede pasarte en la vida.