¿Y si me atrevo?

Para pocas cosas soy miedosa. Pero hay una, tengo que confesar que si, hay algo que me aterra mala onda desde que tengo uso de razón. Bueno, lo que yo llamo razón:  Las relaciones amorosas.

Ustedes no están para saberlo pero yo sí para contarlo. Durante muchisimo  tiempo, me he concentrado tanto en salirme con la mía que, mis amistades de toda la vida han pagado los platos rotos. Gente que creció conmigo,  y otros que en su momento quise un chingo y dos montones no están tan presentes como quisiera. Si eso pasa con mi tribu, imaginense no’mas como ha estado todo lo demás.

Tengo la enorme ventaja de saber que el amor de mi vida se llama música electrónica, así que, la neta todo lo demás han sido affaires sin mucha importancia. Hasta ahora.  Si sin curiosos o me han stalkeado en social media. Verán que algo ha cambiado en los últimos días.  De repente muchas fotos de florecitas, y menos mala leche de la que acostumbro.  Y si, puede que algunos digan que ya me perdieron, y puede que tengan razón.

Hace unos días decidí jugarme esa carta que, por muchas motivos había dejado bien guardada en un cajón.  Soy de esas, que necesita sentir que todo lo tiene bajo control, y las emociones son algo que nunca he podido mantener valga, la redundancia, bajo ese control.

Al lado de alguien que debe estar igual o más loco que yo, decidí que es hora de experimentar lo que los demás aprenden durante la prepa o antes.  Como cada vez que el miedo me invade, ya estoy aquí.  ¿Qué es lo peor que puede pasar si me atrevo a dar un paso más?

Hasta miedo me di con este post. Me cae.

Advertisements

Top 100 Djs 2013

¡Ahhh si!  Adoro el aroma post #top100djs en esta temporada del año.  Lo he dicho en facebook y en twitter hasta el cansancio.  Pero si, el Top 100 es una lista de popularidad. Y ha sido la más importante desde 1997.  Un viejo amigo decía que era la lista que definía la lista de los sueldos de los djs. Ahora más bien, me parece que es el reflejo de los gustos de cada generación.

Este año era especialmente importante ver los resultados. Llevo, bastante tiempo diciendo que me siento más anciana, y de entrada es porque veo cada vez más a djs más chavitos cobrando cantidades infames de dinero por sets que a mi, si, a mí, me quedan a deber y un chingo.

Según mis amigos más rucos,  grandes que yo, ese de que los nuevos djs no’mas no me acaben de convencer tiene que ver mucho con la brecha generacional. Además de eso, me parece también que la velocidad con la que se mueve ahora la industria de la música, ha hecho que descienda la calidad de la música que escuchamos, y la forma en la que aprenden a mezclar los djs.  Me costó aprender a ver a Djs como Carl Cox tocando con cd players en su momento. Ahora un Hardwell, un Avicii, y o quién gusten y manden, difícilmente han visto unas tornamesas para vinilos. De tocar, mejor ni hablamos. Luego entonces, supongo que es por eso que me parecen artistas a medio cortar, además de por supuesto, el factor edad.

Este top 100 fue tomado totalmente por la generación YOLO, Una generación muy disinta a todas las que ha votado desde 1997. Ya comienza a tener definidos sus gustos, sus héroes y por supuesto sus djs. Es la generación con mayor acceso a la información a las rolas de sus djs/productores, pero la que menos sabe de todas.  Me parece que al no tener un medio que seguir, tampoco han tenido oportunidad de desarrollar un gusto y un standart de calidad más alto. Y ni hablar, seguramente lo mismo dijeron de mi mis papás o gente con mayor experiencia que yo.

Lo que es un hecho, es que este año, la suerte está echada: Hardwell es el dj número 1 del mundo. Y la culpa es de todos aquellos que votaron por él y de todos aquellos que dejaron de votar por sus djs.

Opio

AMAPOLA-LINDISIMA-AMAPOLA-a22967607

 

Todos en algún momento conocemos a una o varias personas que sin saber como o por qué, nos ponen un estado alterado de conciencia. Tal vez sean las hormonas, otros más dicen que son memorias de vidas pasadas en las que se compartió mucho para bien o para mal. La relación con esos personajes, suele ser complicada, a veces los amas, a veces los odias, pero por algún motivo permanecen en tu vida.

Se quedan justo en la línea en la que se define lo “bueno de lo malo”.  Y  suele pasar que también se quedan por mucho tiempo.

Sus costumbres son erráticas, y  aparecen misteriosamente cuando más necesitas evadirte un poco de la realidad. No es que por sí mismos sean personajes dedicados en cuerpo y alma a cualquier vicio que se les ocurra. Es que simplemente aparecen con algo que es capaz de distraerte. Son de esas personas capaces de seducirte a que hagas cosas que en condiciones normales no harías. Es una de sus facultades.

¿Está bien? ¿Está mal? ¿Cómo saberlo? De repente levantan la mano para decir ¡Hey! Aquí estoy. Personajes de Opio. Que afortunadamente a veces nos encontramos en el camino para tomar un descanso antes de tomar un nuevo camino.

Duda

Como cualquier vieja normal, o igual más frecuentemente de lo que me gustaría admitir tengo mis lapsus de duda. Para que les miento, soy terriblemente impulsiva, igual y es por eso que me meto en los líos en los que me meto.

¿Será que estoy haciendo lo correcto?  Esa pregunta no deja de darme vueltas en la cabeza aún dormida.

Dice una amiga, que lo que en algún momento te parecen errores, la neta no eran tal es solo lo mejor que podías haber hecho con esa versión de ti misma que eras en ese instante.  Siempre hay cosas que aprender de cualquier tipo de situación.

Hay días en los que no me concentro en lo más mínimo, especialmente últimamente. Son demasiadas las dudas que me atacan últimamente. Incertidumbre, vamos, los bemoles de ser humana. Más aún con el plan de vida nada tradicional que decidí elegir. Me gustaría aún tener a mi pepe grillo que me mentaba la madre cada que me veía tambalear. Pero por algo ya no esta cerca de mi.  O igual y si lo está pero será hasta el final de esta fiesta que llaman vida que podremos volvernos a ver a echar el chal como es debido.

Hace poco alguien me dijo:

Es bien pinche solitario ser yo, y ser tú, por que decidimos hacer con nuestra vida lo que realmente queremos y no un molde ya hecho

Y la neta si, es cierto, de repente volteas y las  personas que tenías al lado, resulta que no eran lo que parecían.  Que metes la pata por querer ayudar, o por qué simplemente no era esa la forma en la que tenías que estar.

En menos de dos semanas lo que sentía solido de repente se volvió una gelatina sin cuajar, tanto que me hizo volver a caer un par de días en la cama sin energía y bastante débil, por todas las emociones que he tratado de contener. A algunas personas les resulta más fácil lidiar con eso. A mi, por algún motivo, en la repartición de defectos y  virtudes, el manejar emociones muy fuertes, no’ mas no venía en incluido en mi paquetería.

De verdad me cuesta aceptar que ser humana y que si a huevo en algo siempre voy a fallar. A final de cuentas vivimos atrapados en organismos orgánicos que un día van a dejar de funcionar, que no son perfectos pero por algún motivo funcionan. Revisando posts de este mismo blog de hace ya 9 años. Creo que a pesar de todo he sido congruente con las tarugadas que me prometí a mi misma  que iba a hacer.

A pesar de las heridas de guerra, tengo mucha suerte de poder estar en un camino complicado si, pero gratificante en todos los sentidos. Ahora mismo, creo que me toca estar en un momento bajo. Esto es una montaña rusa, y de repente le tienes que bajar de velocidad porque adelante hay una curva de esas que a muchos los hace vomitar. Pero a su nada humilde servilleta le fascinan.

Eso y poner a un volumen para molestar vecinos una rolita como esta. Nada más para alegrar el día.

Una típica mañana de 2003

De vez en cuando… esta bien, esta bien, de vez en diario, se me olvida que soy humana. Cosas como dormir o comer como “gente decente” nunca me han importado. Por ese descuido hacía lo que suelo utilizar para hacer de las mías, he estado varios días en algún lugar entre el limbo, la fiebre y sobretodo en silencio.

De verdad me sorprende lo que un par de días de fiebre pueden ser capaces de hacer con tu cerebro o tus ideas.   En esos momentos de enfermedad y alucinaciones acompañadas de mocos por todas partes, es en los que me da por acordarme de cosas que en su momento parecían sin importancia.

A veces, extraño esa sensación de levantarme por las mañanas  y aventarle algo al despertador, preparar el café, ponerme el espantoso uniforme de secundaria -ya había caído profundamente en el vicio de la cafeína desde los trece-, acordarme que una vez más no hice mi tarea, y prender mi radio.

Entre 2001 y 2002, antes  del amanecer de lunes a viernes, ese era el ritual obligatorio para comenzar el día y poner menos cara de fuchi hasta que pudiera regresar corriendo a casa y volverme a encontrar con mi entonces amado radio.

Tenía sus bealdades eso de que alguien te contara quién era quién, mientras leías un libro nada más por puro gusto. O las pocas veces en las que de verdad hacía la tarea. Y si, efectivamente en esa etapa de  adolescente recién llegada encontré a mi gran amor, que, 13 años después sigo amando con locura y con pasión: la música electrónica.

Hay cosas de esa época cuando iba a la escuela desde las 7:00 de las pinches mañanas hasta las 3:00 o 4:00 PM que me corrían (literal), que se me quedaron muy arraigadas, además de que son parte indispensable de un trabajo como este en el que la enorme mayoría somos autodidactas. Eso, aprender por tu propia cuenta.  Ir descubriendo sonidos y productores nuevos. Leer por el gusto de hacerlo, o por mantenerte permanentemente actualizado de todo el chisme, digo, este; información acerca de la industria y algunas otras cosas que nunca están de más.

Es increíble lo que puede hacerte recordar una gripe, de esas que te hace alucinar entre el pasado y el presente, de esas que te sacan una sonrisa instantánea. Todos tenemos rituales para comenzar el día, o hasta para procrastinar, rituales que en esencia son muy parecidos a los que teníamos desde los 13 años o antes.  Los de esta generación, es decir, los que nacieron después de 1990, deben ser ligeralmente diferentes, supongo. Aunque la verdad lo ignoro, a veces me gustaría poder entender más a los yolo. De entrada para sentirme menos vieja. Ahora si me está comenzando a pesar tener más de 25 años en el papel  y no solo aparentarlos.

Si, definitivamente extraño ponerme el uniforme de la escuela, y aunque sigo usando una mochila, en ella ya no hay libros de texto o cuadernos forrados con fotos de los djs que más admiraba. Hay responsabilidades, cuentas, y como 200 locuras que eventualmente ejecuto.

Extraño mandar a la $())=$#$?))  por dos segundos a la infame clase de 7:00 AM y voltear a ver el amanecer pensando que un día iba ser grande y que iba a poder salirme con la mía. Extraño la hora del receso y poder evadirme totalmente de la bola de tarados pubertos, más tarados que yo, con los audífonos y una rolita como esta.

Me urgía tener más de 13 años,  y ahora, por momentos me gustaría volver a tener esa edad. Los años y las desveladas cobran factura. Pero vale la pena, creo que la niña que era en 2003 estaría igual de fascinada que yo ahora mismo con las maldades que hago.

Minerva o Atenea 9 años es

Parece mentira, pero en un día como hoy pero hace ya 9 años descubrí una plataforma llamada Blogger, que te permitía compartir lo que se te diera la gana. Estaba en inglés, pero ya había algunos locos que se atrevían a escribir y contarles a otros en la red, sus sueños, frustraciones, vamos el día a día de lo que ocurría en sus vidas. No había fotos, no podías insertar audio you tube aún no existía, y subir algo  más que un texto me parecía imposible, y más con las conexiones estúpidamente lentas de aquel entonces.

¿Qué hacer? Lo que siempre quise: escribir todo eso que ocurría en la vida de una estudiante de preparatoria que comenzaba a enamorarse de algo llamado música electrónica. Si son curiosos y le dan click aquí, podrán ver que exactamente eso dije ese día, desde el cybercafe de la esquina de mi escuela mientras me saltaba, una vez más la odiosa clase de algebra.

Ni si quiera en mis más enfermos, y retorcidos sueños imagine, que este blog que aún sigue siendo mi hogar a pesar de las telarañas que le han salido últimamente, se convertiría en la piedra angular para que pudiera llegar a cumplir los sueños que un día escribí muchos años antes en una hoja de papel, pensando que llegaría el día que alguien a quién le importara los leyera.

¿Qué ha pasado desde ese primer post?

Pude escribir el guión de mi programa de televisión favorito, conocí ya a algunos de los djs que marcaron para siempre mi gusto por la música, y por que no decirlo también mi vida. He escrito para Dj Mag México, la representación en México de lo que desde el principio para mi era el equivalente a mi biblia. Conocí a la gente que me enseñó que los sueños se hacen realidad, si estás dispuesto a pagar el precio. Trabajé con la gente que más admiraba en la industria de la música electrónica.

También de alguna forma, fui parte de algunos proyectos que tienen que ver con las Tecnologías de la Información en México, para que más gente, igual que yo hace 9 años tuviera la misma oportunidad a la que yo tuve acceso, de ser quienes son y que sean reconocidos por su trabajo, o que alguien confiara en ellos e hicieran una realidad fehaciente sus sueños.

Algunos de ustedes que están leyendo estas lineas fueron testigos de muchos de los fracasos, madrazos y estupideces que he compartido desde aquí, y ahora también de lo que le dicen, le llaman ahora social media..

En 9 años, las cosas se han trasformado tanto, que hoy tengo un proyecto propio llamado Be Tronic en el que participan más de 10 personas, que no sé cómo, pero a pesar de todo confían en la sarta de tarugadas que les digo, pienso, anhelo y e imagino todos los días. Y que soportan de vez en cuando unos cablazos que son por su bien.

También soy partner in crime de otros proyectos, que muchos de ustedes disfrutan en fiestas, en televisión en impresos, o en la red.

Pero la verdad y a pesar de que lo que algunos digan ¿Quién soy? Solo una enamorada perpetua de la música electrónica, una terca que se empeña en cumplir sus sueños día tras día, un ser humano que se equivoca o acierta, pero que le fascina compartir lo que sabe con una mezcla de generaciones que le han ido enseñado de que lado masca la iguana y de que lado si pega el diurex. Alguien, a la que le gusta cuidar de su gente en la medida de lo posible. Alguien que no soporta ver a un fan que se quede afuera de una fiesta con su Dj favorito, y que hace lo que está en sus manos para que ese fan sea parte de la historia de esa noche especial.

Una fan, en la que alguien creyó y le dio su apoyo para demostrarse a si misma que tenía talento y era capaz de hacer cualquier cosa que se propusiera.  Aunque en ese momento, ni ella misma se la creyera del todo.

Quienes me han visto en alguna fiesta, firma de discos o haciendo de las mías por ahí, seguramente más de una vez han pensado pinche vieja mamona, y engreída. Pero es solo una careta que utilizo para no distraerme de lo que tengo que hacer en ese momento.

Hoy, después de 9 años soy testigo de la llegada de una nueva generación que tiene un hambre tremenda por entrar al mundo de la música electrónica (igualito que yo en su momento). Y nada me gusta más saber que aunque sea alguno de ellos, tal vez por accidente ha caído en este pedazo de la red, y leer con atención la forma en la que les he explicado como hacer más interesante su estancia en la fiesta, con su dj o que se yo.

Observandolos, de repente vuelvo a ser esa fan enferma, dañada que con sus amigas iba a las pocas firmas de discos que había hace 9 años, que se volvía pero bien loca cuando tenía a su dj enfrente. Ese mix de emociones que me provocan la neta, es lo que me mantiene en pie, y me hace seguir creyendo que vale la pena pelear por que ese fan pueda contar la historia de como, por un instante el mundo dejó de existir, y fue verdaderamente feliz.

En este tiempo en el que el Destino me ha demostrado que si era este el camino en el que debería estar solo puedo darles las gracias a aquellos que están detrás de esta, que escribe estos párrafos, llenos de cursilería y melcocha barata, pero que salen desde lo más profundo de mi corazón verde de grinch.

Gracias a mi equipo en Be Tronic, que hace que la máquina funcione. Gracias a Josep Moreno, Gustavo Chávez, Majo Montemayor, por darme un par de cachetadas cuando es necesario y por la confianza en mis loqueras. Gracias, a un tal Adrián Treviño aka Trino dj por aceptar parte de los proyectos que ha surgido en estos meses.

Gracias Jorge Nava, Marcela Saiffe, Daniel Cuellar (ba_k), y Mario Castilla nada más por mis ovarios y por que se han ganado a pulso mi respeto. Y también por qué están ahí y ser mis amigos.Y eso de ganarse mi respeto es una cosa endemoniadamente difícil de conseguir.

Gracias a ti, Benjamin Hernandez B-jay porque si no me hubieras adoptado como lo hiciste nunca habría sido capaz de dejar atrás todo lo que me hizo daño, para hacer lo que siempre quise hacer, y que no me creía del todo que de verdad pudiera hacerlo realidad.

La lista es enorme, hay muchísima gente a la que me gustaría darle un abrazo y agradecerle. Pero sobretodo a ti, si, si, tú, el que tiene cara de guey o la lagrimita de fuera por leer todo el choro mareador que me acabo de echar. Gracias por confiar en las palabras que has leído aquí desde hace 9 años. Por que si querido lector, para ti todo esto. Y no se te olvide si tienes un sueño, no lo dejes a un lado porque te dice medio mundo que eso es lo correcto. Las cosa si trabajas por ellas, te juro que ocurren.

Y si lo tuyo lo tuyo también es la música electrónica, no se te olvide ir a investigar por ahí en los archivos que es lo que ha ocurrido en el pasado para que hoy sientas lo que sientes cuando estas frente a lo que más te gusta de ella.

EMPO: La fiesta de Espuma

Dentro de las fiestas que se han vuelto toda una tradición en Ibiza; así como en resto del mundo está la fiesta de espuma.

Fiesta de espuma Por más que lo intente, no pude descifrar a ciencia cierta el origen de esta fiesta. Pero si les puedo contar de qué se trata. Cantidades ingentes de espuma en el dancefloor, mientras un buen dj hace de las suyas. Por primera vez una fiesta de este tipo estará el próximo 23 de Julio en la Ciudad de México.

Además de meterse una chula batida, van a bailar con dj no bueno, si no excelente.

Fiesta de Espuma John Dahlback

Los boletos ya están disponibles en Ticketmaster. Si les da hueva buscarlos Denle click por aquí 

Si de plano no saben quién es John Dahlbäck, se me ponen sus audífonos a la voz de ya, y póngale play a este set suyo de él.